saludDentalDiabetes3

Relacion entre diabetes y enfermedades periodontales

875 580 admin

Clínica dental  Oviedo

Diabetes y enfermedades periodontales

Como ya sabéis en nuestra clínica dental damos muchísima importancia a tener una buena salud e higiene dental, por eso cuando nuestros pacientes se interesan por su salud nosotros estamos encantados de resolver sus dudas, son muchas las personas que acuden a nuestra clínica dental de Oviedo y se interesan sobre la relación que tienen la diabetes y las enfermedades periodontales; es por eso que queremos compartir con vosotros un pequeño articulo sobre ese tema.

En los últimos años se están constatando que la asociación entre la diabetes y las enfermedades periodontales es bidireccional, es decir, que la diabetes aumenta el riesgo de sufrir enfermedades periodontales y que las enfermedades periodontales pueden afectar a la diabetes, perjudicando el control de la glucemia. Los mecanismos que explican esta relación bidireccional entre ambas son complejos: la activación del sistema inmune participa activamente en la patogénesis de la diabetes mellitus y sus complicaciones y también en la patogénesis de las enfermedades periodontales. Esta activación está principalmente relacionada con la vía de las citoquinas, que también juegan un papel central en la respuesta del huésped frente al biofilm bacteriano periodontal.

La literatura científica demuestra que la diabetes es un factor de riesgo muy relevante para la periodontitis. Diferentes estudios demuestran que los sujetos con diabetes, tanto tipo 1 como tipo 2, tienen un mayor riesgo de sufrir periodontitis, con una mayor prevalencia de bolsas profundas y mayor pérdida ósea. Esto ocurre de manera acusada en aquellos diabéticos con un mal control de su glucemia, en los que el riesgo de sufrir enfermedades periodontales se incrementa mucho.

period

Por otro lado, los resultados de los tratamientos periodontales en pacientes diabéticos, muestra una clara mejoría en todas las variables clínicas y los resultados son, además, similares a los de los pacientes no diabéticos. Sin embargo, se ha observado que los pacientes con diabetes mal controlada y de larga duración, tienen mayor tendencia a la recidiva y a la pérdida de dientes durante la fase de mantenimiento periodontal, que se realiza tras el tratamiento y para mantener los resultados del mismo.

También se han encontrado otros problemas bucales en los individuos diabéticos, pero con mucha menor frecuencia y relevancia, destacando infecciones oportunistas como la candidiasis oral, la boca seca o xerostomía (asociada más a los tratamientos farmacológicos), síndrome de ardor bucal, agrandamiento de glándulas salivales, infecciones tras extracciones de dientes y alteraciones en la percepción del gusto.

El tratamiento periodontal podría incluso mejorar el control de la glucemia en pacientes diabéticos. Se ha observado una disminución absoluta en los valores de hemoglobina glicosilada del 0,4% después de realizar un tratamiento de raspado y alisado radicular. Esta reducción es similar a los alcanzados por el uso de un segundo fármaco en el control de la diabetes.