blanqueamiento dental1 1

¿Qué tener en cuenta antes de realizar un blanqueamiento?

875 580 admin

Clínica dental  Oviedo

 Una de las primeras cosas en las que nos fijamos cuando conocemos a alguien es en su boca. La imagen de una sonrisa blanca siempre nos produce mejor impresión que una que no lo sea tanto. Por esto mismo, se ha incrementado la demanda de tratamientos de blanqueamiento dental a los profesionales de la Odontología. Pero, ¿sabemos qué es el blanqueamiento dental? ¿cómo se realiza? o ¿qué cuidados debemos tener en cuenta? Desde  Clínica Dental Maestro queremos compartir con vosotros unos consejos fundamentales que se deberían tener en cuenta antes, durante y después de un tratamiento de blanqueamiento dental.

1.- Debemos de saber que el blanqueamiento dental es un tratamiento odontológico, no es un tratamiento estético que nos podemos realizar en cualquier lugar. Un tratamiento mediante el cual podemos modificar el color de los dientes haciéndolos más claros pero que debe ser efectuado por un dentista colegiado, que será además quien nos diga los requisitos previos de salud que debemos cumplir.

2.- Será el odontólogo quien sea el encargado de seleccionar la técnica que se utilizara en el blanqueamiento dental y decidirá si el tratamiento lo realizaremos en la consulta o en nuestro domicilio autoaplicándonos blanqueadores, pero no debemos olvidar que esto se realizara siempre bajo el control estricto por parte del dentista. Se han de realizar visitas al especialista cada semana, cada quince días, etc., eso nos lo indicará el dentista ya que la frecuencia de visita dependerá de cada caso.

3.- Será el profesional quien nos deberá realizar un diagnóstico previo al tratamiento de  blanqueamiento. Ya que deberá controlar que todo funcione correctamente y que no haya peligro ni para las encías, ni para los tejidos blandos, ni para los dientes y que no se esté utilizando demasiado producto. El tratamiento ha de monitorizarse de forma directa.

4.- El tratamiento de blanqueamiento dental no es doloroso aunque es posible que en algún paciente con sensibilidad extrema se pueda sentir un poco de dolor, pero se produce como la sensibilidad a un helado o a una bebida muy fría. Sabiendo que pueda sentirse sensibilidad se puede pretratar para que no suceda o evitar que vaya a más. Las molestias sueln ser momentáneas y se solucionan de forma espontánea. En algunas ocasiones es necesario tomar colutorios o pastas dentífricas que colaboren en hacer que la sensibilidad se atenúe y desaparezca.

5.- Se dice que el blanqueamiento puede llegar a dañar el esmalte, pero si el tratamiento de blanqueamiento se efectúa de forma correcta siguiendo las instrucciones del dentista, utilizando un producto seguro, con las revisiones sanitarias precisas, utilizando las marcas adecuadas, no será peligroso.

6.- La existencia de venta por Internet es el caballo de batalla de los profesionales. Está prohibido por ley vender online directamente productos blanqueadores a los pacientes. Si se realiza la venta desde una web en España o lo vende un comercio español es un delito, pero si se pueden comprar en el extranjero con el riesgo para la salud que ello conlleva. Todo blanqueamiento realizado en un lugar no autorizado (es decir, un lugar que no sea una clínica odontológica) puede conllevar graves consecuencias para nuestra boca pudiendo dañar de forma severa los dientes.

7.- El paso del tiempo es uno de los principales factores que hace oscurecer el color de los dientes. Si se realiza un blanqueamiento, con el tiempo nuestros dientes volverán a oscurecerse (no como al estado inicial pero sí se nos oscurecerán). Por ello, para que el grado de blanqueamiento nos pueda perdurar en el tiempo se deberán tomar medidas de mantenimiento e incluso con el tiempo, algún retratamiento.

8.- Hay alimentos y bebidas que influyen en el color de los dientes antes, durante y después del blanqueamiento pero realmente lo que más influye es no tomar las medidas higiénicas adecuadas. Por ello, se deberá evitar tomar bebidas que manchen nuestros dientes si después no nos es posible realizar un buen cepillado tras la ingesta, así como se debe controlar las dietas con alimentos que tengan mucho colorante.

9.- Se ha de evitar fumar pues haría el blanqueamiento mucho menos eficaz. Para las personas que fuman o mascan tabaco y llevan además una mala higiene bucal, es más fácil que los dientes se oscurezcan. Este tipo de oscurecimiento es menos importante que el que se produce a otro tipo de factores ya que es a nivel externo. Los colores graves de los dientes van asociados con factores que oscurecen el diente desde dentro, tipo enfermedades, toma de medicación, problemas dentales que hacen que el diente modifique el color de una forma más severa…

10.- No hay pastas de dientes blanqueadoras, solamente devuelven nuestros dientes a su color original pero no llegan a blanquear. Los productos realmente blanqueadores no se pueden adquirir en farmacias, grandes superficies o Internet. Son exlusivos para clínicas dentales y ha de ser el facultativo quie nos los  facilite.