Primavera y alergia

¿Qué relación existe entre la primavera y la salud bucodental?

875 580 admin

Clínica dental  Oviedo

Ya es un hecho que la primavera trae consigo las famosas alergias. Nuestra boca no se presenta como una prioridad en esta temporada, pero puede verse resentida, afectando a nuestra salud bucodental, algo que mucha gente desconoce.

En nuestra clínica dental de Oviedo son muchos los pacientes alérgicos, y podemos constatar algunos de los efectos de estas alergias en ellos. En otros casos, la incidencia de la primavera en la salud bucodental se manifiesta de otras formas. Pero siempre se da. Y el cambio estacional tiene mucho que ver. Para empezar, es ésta una época en la que pasamos más tiempo fuera de casa, por lo general. Si bien es cierto que en una ciudad como Oviedo, los días de sol aún son pocos (y menos esta primavera tan lluviosa).

Pero eso no hace sino alimentar nuestra avidez de sol. Por eso acudimos a las terrazas en cuanto se produce un claro. Y prodigamos las salidas con amigos en los que la tentación de consumir refrescos azucarados, bebidas alcohólicas o frías, y también fumar, se dispara. La primavera y el disfrute al aire libre parecen sinónimos. Y es muy importante saber cómo puede afectar este cambio de rutinas a nuestra salud bucodental.

Por norma general, los tratamientos contra la alergia, nos provocan gran sequedad debido a que nuestra nariz se tapona y tendemos a respirar por la boca. Otro de los motivos por los que ésta suele estar menos hidratada pero que también es frecuente, es cuando padecemos rinitis por algún tipo de alergia.

No hidratar nuestra boca puede ayudar a la acumulación de bacterias con dos riesgos principales: la aparición de caries y la desagradable halitosis. En esta época también son comunes las molestias nasales que nos provocan dolor de muelas.

La rinitis alérgica produce continuos estornudos que generan moco durante un largo tiempo, provocando su acumulación en los senos maxilares, localizados en los huesos maxilares a cada lado de las fosas nasales y por debajo de la órbita ocular, generando grandes molestias que afectan incluso a la dentadura.

La mala higiene bucal por síntomas de la alergia es otro de los hábitos más frecuentes durante la primavera. No cabe duda de que las alergias en esta época del año son molestas e irritantes, pero en ningún caso debemos consentir que afecten a nuestros cuidados dentales, como los cepillados después de cada comida.

El dolor de garganta que provoca la alergia en algunas personas consigue, a veces que dejen de lado su higiene bucal, ya que el cepillado con dentífrico puede provocar molestias. Pero no debe descuidarse. Puede hacerse igualmente bien, tomándonos un poco más de tiempo, nada más.

En definitiva, es conveniente estar atentos a nuestra salud bucodental durante esta época del año, ya que es clave para nuestro bienestar y básica para disfrutar de una buena calidad de vida. No olvidemos que nuestra boca es uno de los puntos principales de acceso de bacterias patógenas a nuestro organismo. Y el lugar donde se focalizan también muchas y variadas enfermedades: desde el cáncer de garganta a infecciones, llagas bucales, caries…etc. Además de otros trastornos que limitan la capacidad de morder, masticar, sonreír, hablar…Y ninguna época es buena para dejar de cuidarse.

Por eso, desde Clínica Maestro en Oviedo queremos darte una serie de consejos para cuidar tu boca en primavera. ¡No te los pierdas!:

Cepillado y uso de hilo dental. Su uso es importante cuando se tiene la boca seca.

En nuestra clínica dental de Oviedo siempre recomendamos cepillarse los dientes al menos dos veces al día y el uso del hilo dental al menos una vez al día.

Hidratación. Para mantener la boca y el cuerpo bien hidratados recomendamos no dejar de beber agua con regularidad. Además de contrarrestar los efectos de la sequedad bucal, ayuda a eliminar el moco.

Gárgaras con agua salada. Un remedio casero es la disolución de una cucharadita de sal en un vaso de agua tibia para hacer gárgaras. La sal ayuda a eliminar el exceso de moco aliviando los síntomas.

Tratar las alergias. Hacer un seguimiento controlado puede reducir el impacto de los síntomas en la boca. Imprescindible consultar al médico.

Consultas al dentista. Mantener las consultar odontológicas y mantener informado al dentista.

¡Acude a nuestra Clínica Dental si quieres cuidar y mantener tu sonrisa!