clinicadental2 6

El herpes oral recurrente.

590 469 admin

Clínica dental Oviedo

La infección por herpes oral recurrente presenta una elevada incidencia en la población general: hasta un 90% de la población  presentan anticuerpos frente al herpes simple Tipo I. Los tratamientos odontológicos pueden producir cierto trauma en los tejidos orales y periorales y provocar que la aparición de lesiones por herpes oral recurrente sea un hallazgo no infrecuente.

El primer contacto con el virus suele producirse en la infancia, por contagio mucoso con secreciones infectadas (saliva) o con lesiones periorales activas. Esta afección cursa con signos y síntomas tales como múltiples vesículas orales, fiebre, escalofríos, fatiga y dolor muscular. La clínica suele durar entre 10 y 14 días.

clinicamaestro 25

Tras la primoinfección con el VHS-I, el sujeto afectado desarrolla una respuesta inmunitaria específica contra el virus. Es transportado a través de los nervios sensoriales hasta los ganglios, donde permanece en estado de latencia.

Las lesiones también pueden asentar en el territorio intraoral (herpes oral recurrente) y afectar a la mucosa masticatoria de los procesos alveolares y el paladar duro, en forma de vesículas en ramillete que se erosionan con gran facilidad.

El manejo de los tejidos periodontales durante ciertos procedimientos odontológicos puede actuar como factor desencadenante para la aparición del herpes labial recurrente. Existen episodios de reactivación del virus del herpes simple como consecuencia de extracciones dentales (ya sea por el trauma de la propia extracción sobre los tejidos o bien por la inyección del anestésico local).

La infección por herpes labial recurrente se manifiesta clínicamente en diferentes estadios: eritema, pápula, vesícula, úlcera y costra.

Las úlceras son de pequeño tamaño, entre 1 y 3 mm, aunque pueden confluir dando lugar a lesiones mayores. Cuando las lesiones asientan en la mucosa labial o el área perioral se produce con frecuencia la formación de una costra, que constituye la etapa final antes de la lesión. La infección suele remitir de forma espontánea en el plazo de 10-14 días y la curación se produce ad integrum,  sin formación de cicatrices.

A pesar de presentar un curso aparentemente benigno, se han descrito complicaciones asociadas a episodios herpéticos que pueden ocasionar lesiones tanto a nivel de tejidos blandos gingivales como a nivel dentario. También encontramos descritos casos de recesiones gingivales de rápida evolución (2,5mm de aumento de recesión en 24 horas), así como casos de pulpitis ocasionadas por la reactivación del virus.

El contagio puede ocasionar lesiones tanto a nivel de las mucosas (herpes oral y/o ocular), como en otras localizaciones menos frecuentes, como son los dedos de las manos.

A la hora de diagnosticar la aparición de un episodio de herpes labial recurrente, el paciente debe ser capaz de reconocer, en la etapa prodrómica, los síntomas que preceden a la instauración de los signos orales de la infección por el virus del herpes. Se han descrito hormigueos, quemazón o picor generalmente localizado en el área perioral.

Ahora se sabe que se puede prevenir de forma efectiva la aparición de herpes labial recurrente en el paciente inmunocompetente por medio de las siguientes pautas:

  • Protección solar (FPS 15 o superior).
  • Aciclovir sistémico por vía oral 400mg dos-tres veces al día (cada 8-12 horas) comenzando la toma 24 horas antes de la intervención planificada, o bien
  • Valaciclovir sistémico por vía oral 500-2000mg dos veces al día (cada 12 horas), comenzando igualmente 24 horas de la intervención.

Se han investigado nuevas modalidades de tratamiento para la prevención del herpes labial recurrente, como la fototerapia con láser. Esta terapia sería capaz de reducir el dolor, acelerar la curación de las lesiones, reducir su tamaño, disimular el edema e incluso estimular la respuesta inmune de los pacientes.

 Cuando nos encontramos ante una lesión activa de herpes (especialmente durante las fases de vesícula y úlcera) existe un riesgo aumentado de infección cruzada paciente-profesional por medio de contacto directo con el virus o a partir de aerosoles.

Desaconsejamos llevar a cabo cualquier tipo de intervención odontológica en pacientes que se encuentren padeciendo un episodio agudo de infección por VHS-I. Se recomienda posponer la intervención hasta que el episodio infeccioso haya remitido por completo.

El objetivo primario de la terapia antirretroviral para el tratamiento de la infección por VHS-I se orienta a reducir la replicación viral, con objeto de acelerar la curación de las lesiones.

En los casos más graves, la ingesta de alimentos y líquidos puede verse dificultada, pudiendo predisponer al paciente a un estado de deshidratación. Recomendaremos dieta blanda e incluso la toma de suplementos nutricionales, hasta que las lesiones remitan y el paciente pueda tolerar de nuevo la ingesta de sólidos. Se evitará el consumo de bebidas alcohólicas, ácidas o carbonatadas, así como alimentos picantes que puedan exacerbar la sintomatología dolorosa o el empleo de colutorios con alcohol. El consumo de bebidas frías puede reportar cierto grado de alivio al paciente.

Cuando la ejecución de una correcta higiene pueda verse impedida por las molestias, se recomienda complementar o sustituir el cepillado por enjuagues con colutorios de acción antiséptica dos veces al día. Evitaremos además la sobreinfección de las úlceras tras la rotura de las vesículas herpéticas.

Desde el punto de vista farmacológico, por medio de la prescripción de analgésicos sistémicos (Ibuprofeno 600mg cada 8h hasta que disminuyan las molestias) y/o anestésicos de aplicación tópica en gel o spray como la benzocaína aplicada tres o cuatro veces al día.

Como profesionales de la salud, debemos informar y educar al paciente sobre la naturaleza vírica de la lesión de herpes labial recurrente y su potencial contagioso. Haremos hincapié en la necesidad de mantener no sólo una correcta higiene oral, sino también una exhaustiva higiene de manos para evitar la transmisión de la infección a otras mucosas.