ClinicaDentalenOviedoProtesis

Prótesis dentales ¿Cuál me conviene?

875 580 admin

Clínica dental  en Oviedo

Las prótesis dentales ayudan a sustituir de manera artificial los dientes naturales y los tejidos periodontales que el paciente ha perdido.

La falta de estas piezas, puede generar problemas de masticación además de la aparición de molestos espacios interdentales (diastemas). Para este tipo de casos, las prótesis dentales pueden ser una buena solución. Sustituyen el espacio hueco que dejan los dientes ausentes, recuperando la actividad normal de la boca, reestableciendo la masticación, el habla y la estética.

A la hora de elegir el tipo de prótesis adecuada para cada paciente, desde nuestra Clínica Dental en Oviedo, nos gusta mantener informados a nuestros pacientes sobre las diferentes opciones que existen. Como expertos odontólogos, sabemos que las más demandadas son las prótesis fijas y las removibles, pero, ¿qué diferencia hay entre ambas?

Prótesis fija:

Son las más cómodas, prácticas y estéticas. Para su colocación, se debe conservar algún diente propio en buenas condiciones que sirva de soporte. Será sobre éstos, sobre los que se coloque la prótesis, normalmente cementadas.

Las más comunes son:

Carillas: finas láminas colocadas en la parte frontal del diente.

Coronas: piezas individuales que se cementan sobre la pieza dental.

Puentes: sustitución de piezas dentales clonadas a la perfección.

Las prótesis fijas, pueden colocarse también sobre implantes. En este caso, se sujetaría sobre uno o varios implantes haciendo la función de raíz.

Prótesis removible:

Muy económicas pero cada vez más en deshuso. Se trata de un tipo de prótesis que se puede poner y quitar tantas veces como queramos. Requieren un especial cuidado de adaptación y están especialmente recomendadas para aquellas personas que están pensando en hacerse una prótesis fija como método de transición.

Dentro de este tipo de prótesis, nos encontramos con las removibles completas, conocidas comúnmente como dentaduras postizas, ideales para pacientes que ya no conservan ningún diente, y las parciales, cuando el paciente aún mantiene alguna pieza dental.

La estabilidad de este aparato protésico es fundamental y debe estar bien diseñado para evitar su desplazamiento, puesto que su inestabilidad provocará molestias, incomodidad y balanceos al morder o masticar además de una mala fonación.

Cada paciente es único, y posee distintas necesidades que hacen que las prótesis deban confeccionarse de forma individualizada. Además, puesto que es un aparato que se lleva por un tiempo prolongado, se debe cuidar su higiene para evitar problemas adicionales.

En nuestra Clínica Dental en Oviedo, contamos con un equipo de profesionales especializados en implantes y prótesis dentales. Consúltanos tus dudas y te asesoraremos encantados.

IMG 8078 1