saludDentalDiabetes5

Relación entre diabetis y periodontitis

875 580 admin

Clínica dental  Oviedo

Desde nuestra clínica dental le damos muchísima importancia a tener una buena salud e higiene dental, es por eso que desde la clínica dental de Oviedo queremos compartir con vosotros la relación existente entre la diabetes y la periodontitis.

El riesgo de padecer diabetes y la posibilidad de controlarla de manera satisfactoria están fuertemente relacionados con cómo se gestione la salud bucodental y, en particular, la salud periodontal. Por un lado, la diabetes y las enfermedades periodontales mantienen entre sí una relación bidireccional y, por otro, ambas afecciones alcanzan una prevalencia muy superior al nivel de información que en general posee la población sobre ellas.

La diabetes triplica el riesgo de sufrir problemas en las encías como la periodontitis y ésta, a su vez, puede afectar negativamente al control metabólico del nivel de azúcar en sangre (glucemia), aumentando con ello el riesgo de sufrir otros problemas asociados a la enfermedad. Sin embargo, estas complicaciones son las menos conocidas entre la población.

La diabetes se ha convertido en uno de los problemas sanitarios actuales más graves en todo el mundo. Afecta al 13,8% de la población adulta mayor de 18 años y, dentro de este porcentaje, hasta un 7,8% corresponde a casos de diabetes tipo 2. Además, hasta un 6% de la población desconoce que padece la enfermedad.

Las enfermedades periodontales, especialmente la periodontitis, se considera ya la sexta complicación de la diabetes. Las complicaciones más frecuentes son, por este orden, la retinopatía diabética, la nefropatía, la enfermedad cardiovascular, la enfermedad vásculo-cerebral y la neuropatía. En sexto lugar aparece ya desde hace algunos años la enfermedad periodontal.

Dado que las personas con diabetes tienen más riesgo de sufrir periodontitis, se debe hacer más énfasis en la prevención y el diagnóstico precoz de esta enfermedad. Las personas con diabetes deben saber que es necesario un chequeo dental anual y que la higiene diaria de los dientes es uno de los cuidados a introducir en los hábitos de cada día. Otra forma de evitar estas complicaciones es huir del tabaco, un mal hábito que daña las encías y favorece la diabetes. Si la enfermedad ya está presente, hay que seguir un tratamiento adecuado, ya que se ha demostrado que éste puede mejorar significativamente el control de la glucemia.