SliderInicio

Herpes Oral Recurrente

1903 862 admin

Clínica dental en Oviedo

En nuestra clínica dental damos muchísima importancia a tener una buena salud e higiene dental, es por eso que desde nuestra clínica dental de Oviedo hoy queremos compartir con vosotros que es el herpes oral recurrente, su prevención y su tratamiento.

La infección por herpes oral recurrente presenta una elevada incidencia en la población general, hasta un 90% tiene anticuerpos del virus del herpes simple Tipo I, virus responsable de la infección.

El primer contacto con el virus suele producirse en la infancia, por contacto mucoso con secreciones infectadas (saliva) o con lesiones activas presentes en el interior de la boca o labios. Esta exposición inicial se denomina “infección primaria” y en la mayoría de los casos no provoca ningún síntoma, aunque en un reducido porcentaje causa una reacción llamada “gingivoestomatitis herpética”, que cosiste en la aparición de vesículas y úlceras orales, fiebre, escalofríos, fatiga y dolor muscular en un periodo de 10 a 14 días.

Tras esta primera infección el cuerpo desarrolla una respuesta inmunitaria, creando anticuerpos contra el virus pero éste no es erradicado completamente sino que permanece en nuestro organismo en estado de latencia. Desde su lugar de latencia puede ser reactivado por ciertos desencadenantes como la exposición solar, el frío, traumatismos, periodos de estrés emocional, descensos de las defensas o la menstruación, provocando la aparición de vesículas y úlceras en el interior de la boca o la superficie de los labios.

Para disminuir la aparición del herpes recurrente pueden tomarse sencillas medidas como la aplicación de bálsamos labiales con protección solar que nos ayuden a mantener los labios hidratados y en buen estado, aislándolos de factores ambientales nocivos. En los casos más complicados puede ser necesaria la toma de medicación preventiva suministrada por el médico u odontólogo.

Otra forma de prevención que está siendo estudiada es la fototerapia láser aplicada en la clínica dental, ya que se ha afirmado que esta terapia sería capaz de reducir el dolor, acelerar la curación de la lesiones y reducir su tamaño.

En cuanto al tratamiento durante la fase aguda, debe ser supervisado por el odontólogo / médico, que pautará los fármacos adecuados. Es muy importante en esta fase evitar el consumo de bebidas alcohólicas, ácidas o carbonatadas, así como alimentos picantes o colutorios con alcohol, haciendo hincapié en mantener una correcta higiene bucal, evitar el contacto íntimo con otros sujetos y no compartir cubiertos u otros utensilios que pueden haber estado en contacto con la saliva.