Periimplantitis

150 150 admin

Clínica dental en Oviedo

Desde nuestra clínica dental le damos muchísima importancia a tener una buena salud e higiene dental, es por eso que desde la clínica dental de Oviedo queremos compartir y hablar con vosotros de que es la periimplantitis.

Llamamos enfermedades periimplantarias a todas aquellas afecciones inflamatorias que afectan al tejido blando y, en ocasiones, al tejido óseo que rodea al implante dental. Si dicha inflamación está limitada únicamente al tejido blando se le denomina mucositis. Si por el contrario, la respuesta inflamatoria conlleva la pérdida de altura de hueso que rodea el implante, estaremos ante una periimplantitis.

Dicha reacción inflamatoria tiene lugar como respuesta del tejido a la formación de un biofilm bacteriano alrededor de la restauración protética del implante.

La relevancia clínica de este tipo de patologías radica en que no sólo pueden comprometer la estabilidad del implante, sino que, además, causan molestias tales como disconfort, sensación de mal aliento o mal gusto, inflamación, sangrado y supuración de la mucosa periimplantaria.

Existen factores de riesgo que predisponen a padecer enfermedades periimplantarias. Los más importantes son, según la evidencia científica, el haber padecido periodontitis, el tabaco y la mala higiene oral. También existen otras afecciones como la diabetes mellitus o el consumo abusivo de alcohol que se han asociado con un mayor riesgo de periimplantitis.

Como las enfermedades periimplantarias son enfermedades bacterianas, es la destrucción del biofilm subgingival el objetivo principal de todo tratamiento.

En la mucositis, la limpieza profesional mediante ultrasonidos o curetas junto con la prescripción de antisépticos como la clorhexidina dan buenos resultados.

El objetivo de todas las terapias de tratamiento de la periimplantitis es común: limpiar y desbridar correctamente la superficie del implante, para que vuelva a restaurarse el epitelio.

La buena higiene oral y las visitas periódicas de mantenimiento periodontal y periimplantario pueden ser la clave del éxito para prevenir estas enfermedades.