Pruebas radiográficas dentales

150 150 admin

Clínica dental en Oviedo

Desde nuestra clínica dental le damos muchísima importancia a tener una buena salud e higiene dental, es por eso que desde la clínica dental de Oviedo queremos compartir con vosotros un articulo sobre las recomendaciones para las pruebas radiográficas dentales.

En noviembre de 2012, la ADA (American Dental Association) y la FDA (Food and Drug Administration) pertenecientes al Servicio de Salud Pública de Estados Unidos, actualizaron sus recomendaciones sobre la realización  de pruebas radiológicas dentales. Uno de los principales mensajes de este documento es que no se debe realizar ninguna prueba de screening radiográfico previo al examen clínico del paciente. Las pruebas de imagen deben realizarse en función de las necesidades diagnósticas de cada paciente y no de forma generalizada.

Algunas de las recomendaciones concretas realizadas en el documento de la ADA son:

  • En niños con dentición primaria (antes de la erupción del primer diente permanente)

Para nuevos pacientes

– Pacientes sin evidencia de enfermedad y con contactos interdentales lo suficientemente abiertos para permitir la exploración: no requieren estudio radiográfico.

– Pacientes con evidencia de enfermedad o en los que las superficies interproximales no pueden ser visualizadas: se recomienda el uso de radiografías de aleta de mordida en zonas posteriores, combinadas si fuese necesario con radiografías  periapicales u oclusales.

En las revisiones

– Si el paciente tiene alto riesgo de caries y no se pueden visualizar las superficies interproximales: se recomienda realizar radiografías de aleta de mordida cada 6-12 meses.

– Si el paciente no tiene especial riesgo de caries y las superficies interproximales no pueden ser examinadas: se recomienda la realización de radiografías de aleta de mordida cada 12-24 meses.

  • En niños con dentición mixta

Para nuevos pacientes si hay signos o sospecha fundada de patología, se recomienda la realización de radiografías de aleta de mordida combinadas con ortopantomografía, o radiografías de aleta de mordida combinadas con radiografías periapicales.

En las revisiones

– Si el paciente tiene alto riesgo de caries y no se pueden visualizar las superficies interproximales se recomienda realizar radiografías de aleta de mordida cada 6-12 meses.

– Si el paciente no tiene especial riesgo de caries y las superficies interproximales no pueden ser examinadas, se recomienda la realización de radiografías de aleta de mordida cada 12-24 meses.

  • En niños con dentición mixta

Para nuevos pacientes si hay signos o sospecha fundada de patología, se recomienda la realización de radiografías de aleta de mordida combinadas con ortopantomografía, o radiografías de aleta de mordida combinadas con radiografías periapicales.

En las revisiones

– Si el paciente tiene alto riesgo de caries y no se pueden visualizar las superficies interproximales se recomienda realizar radiografías de aleta de mordida cada 6-12 meses.

– Si el paciente no tiene especial riesgo de caries y las superficies interproximales no pueden ser examinadas, se recomienda la realización de radiografías de aleta de mordida cada 12-24 meses.

  • En adolescentes con dentición definitiva (antes de la erupción del tercer molar)

Para nuevos pacientes radiografías de aleta de mordida combinadas con ortopantomografía o con radiografías periapicales en zonas seleccionadas.

En las revisiones

– Si el paciente tiene alto riesgo de caries y no se pueden visualizar las superficies interproximales, se recomienda realizar radiografías de aleta de mordida cada 6-12 meses.

– Si el paciente no tiene especial riesgo de caries y las superficies interproximales no pueden ser examinadas, se recomienda la realización de radiografías de aleta de mordida cada 18-36 meses.

  • En adultos (dentados o sólo parcialmente edéntulos)

Para nuevos pacientes radiografías de aleta de mordida combinadas con ortopantomografía o con radiografías periapicales en zonas seleccionadas.

En las revisiones

– Si el paciente tiene alto riesgo de caries y no se pueden visualizar las superficies interproximales, se recomienda realizar radiografías de aleta de mordida cada 6-18 meses.

– Si el paciente no tiene especial riesgo de caries y las superficies interproximales no pueden ser examinadas, se recomienda la realización de radiografías de aleta de mordida cada 24-36 meses.

  • En pacientes adultos edéntulos: en todos los casos los estudios radiográficos deben estar basados en los signos y síntomas concretos del paciente o en los tratamientos rehabilitadores planificados.

 El Observatorio Español para la Seguridad del Paciente Odontológico del Consejo General recomienda el uso de protección – delantales y protectores cervicales plomados – en los pacientes sometidos a radiaciones ionizantes (especialmente niños y mujeres en edad fértil).