¿Qué alimentos son buenos para tus dientes?

150 150 admin

Clínica dental en Oviedo

En nuestra clínica dental damos muchísima importancia a tener una buena salud e higiene dental, es por eso que desde nuestra clínica dental de Oviedo hoy queremos compartir con vosotros que alimentos son buenos para tus dientes.

Lavas tus dientes cada día, usas hilo dental, visitas al dentista cuando es necesario… te preocupas por la salud de tu dentadura. Pero, tal vez no has pensado en que una correcta alimentación también puede echarle una mano a la apariencia sana y bonita de tu sonrisa. Cada vez que damos un bocado, se desencadena un proceso químico en el interior de la boca y, en función del tipo de dieta, tendrá una repercusión en la salud general y dental.
Sí que tenemos clara, por ejemplo, la mala prensa de los alimentos ricos en azúcares. Son los principales causantes de la caries. ¿La razón? Estos hidratos de carbono (azúcares) reaccionan con bacterias bucales para formar ácido, que es el causante de que desmineralice el esmalte dental, hasta producir la tan temida caries.
Eso sí, tal vez no hayas pensado que los azúcares no sólo se encuentran en bombones o “golosinas”, sino que las bebidas como los batidos o zumos también pueden darnos problemas, porque, aunque no contengan azúcares, suelen tener un alto contenido de ácidos, que desgastan los dientes. Lo que es una hábito saludable, por ejemplo, es comer mucha fruta y verdura (al menos, 5 piezas al día), pero el consumo excesivo de estos alimentos, que contienen azúcares naturales, puede causar erosión del esmalte dentario.
Por lo tanto, no sólo es una cuestión de comer sano.

Nuestro punto a favor es que es sencillo contrarrestar “el ataque ácido”. Os presentamos siete útiles recomendaciones -algunas pueden llamarte la atención- para proteger nuestra dentadura:
1. Beber leche y derivados (ricos en calcio, fósforo y vitaminas A, D y B) después de las comidas y antes del cepillado.
 2. Otro aliado es el té verde (sin azúcar), rico en flúor y compuestos antioxidantes.
 3. Beber mucha agua, sin gas (pues contiene ácido carbónico). Las aguas fluoradas están vinculadas con la reducción de caries.
 4. Mascar chicle, sin azúcar y con xilitol (edulcorante natural procedente de la corteza del pino), para ayudar a la limpieza de los dientes y para estimular la secreción de saliva, rica en compuestos antibacterianos.
 5. Cepillar los dientes 2 veces al día es suficiente.
 6. Cepillar los dientes antes del desayuno, y no después, sobre todo si solemos beber zumos de naranja, limón o pomelo. Con ello, se crea una “capa protectora” de fluoruro contra los ácidos a los que vamos a exponer nuestro esmalte.
 7. Come zanahorias, manzanas y apio, que contienen sustancias naturales que “limpian” los dientes.