7 datos sobre los empastes dentales. Clínica Dental en Oviedo. Clínica Maestro

7 datos que tienes que saber sobre los empastes

768 512 Clinica Maestro Clinica Maestro

7 datos que tienes que saber sobre los empastes. Clínica dental en Oviedo

Las obturaciones, también conocidas por empastes dentales, son uno de los tratamientos más habituales en nuestra clínica dental en Oviedo. Es muy raro encontrar a alguien que no tenga ningún empaste en la boca. En nuestra clínica llevamos muchos años realizando este tratamiento. Y no por ser un tratamiento muy solicitado vamos a descuidarnos. Al contrario, tratamos de mejorar con cada empaste que realizamos. La caries es la segunda enfermedad más común del mundo, solo por detrás del resfriado común. Afecta al 90% de la población mundial y se debe a que, para contraer caries, solo hace falta tener dientes. Por esto insistimos tanto en que la higiene bucodental es tan importante cada vez que se realiza una revisión. Y, por cierto, es en las clínicas dentales donde se pueden detectar y tratar las caries antes de que vayan a más y haya que recurrir a una endodoncia. La solución más sencilla para las caries son los empastes. ¿Quieres saber qué son? Te lo contamos a continuación.

¿Qué son los empastes dentales?

Un empaste dental es el tratamiento más usado para tratar las caries en su fase inicial. Consiste en la eliminación del tejido afectado, dejando al diente con una cavidad que posteriormente será rellenada con un material biocompatible. Así, se rehabilita la pieza dental dañada, devolviéndole su funcionalidad y estética original. Las caries son áreas dañadas en el esmalte, que forman pequeñas oquedades. Estas se deben a la actividad bacteriana de la propia cavidad bucodental. Las bacterias cariogénicas producen un ácido a partir de los restos de almidón y azúcar que consigue desmineralizar el esmalte de los propios dientes. Si la caries avanza, puede llegar a causar dolor, agujeros visibles, manchas y sensibilidad dental. Con un simple examen visual se pueden detectar. Si se consigue solucionar este problema antes de que la caries llegue a la pulpa del diente, un empaste será suficiente.

¿Cómo se hacen los empastes dentales?

Los primeros pasos para realizar un empaste de manera correcta son los siguientes:

Anestesia local

Si se necesita, se puede usar anestesia local para garantizar que el paciente no siente ningún tipo de dolor.

Aislamiento de la pieza dental afectada

Aislando el diente con caries conseguiremos que el dentista puede trabajar más cómodo y evitaremos que la saliva pueda entorpecer la visión de las caries del paciente.

Limpieza de tejido cariado

El dentista retira el tejido afectado y una vez eliminado, se procede a la reconstrucción.

Rellenado, obturación o sellado

Para rellenar el hueco que queda en el diente tras haber combatido la caries se debe usar material biocompatible. Normalmente, este material es el composite, al que se le da la forma adecuada para restaurar la anatomía de la pieza afectada. Este tipo de material se endurece con la luz. Este es le motivo de que se usen lámparas de fotocurado o fotopolimeración.

Pulido

Una vez termina la reconstrucción del diente hay que pulirlo y moldearlo, de manera que pueda encajar perfectamente en la pieza que tiene que morder.

¿Qué pasa si me sigue doliendo una muela tras un empaste dental?

Cuando las caries pasan la dentina, pueden provocar dolor o molestias. Al hacer un empaste en estos casos, el dentista aplica una anestesia local que garantiza que el paciente no sienta nada durante la operación. Pero, tras el tratamiento, se pueden llegar a notar molestias al masticar o cuando se tenga contacto con temperaturas muy altas o muy bajas. Esto puede significar que se necesite otro tratamiento.

¿Un empaste puede desprenderse?

Sí, los empastes pueden romperse o llegar a caerse por distintos motivos. Estos pueden ser una filtración en la propia pieza dental, por intentar morder alimentos demasiado duros, debido al bruxismo o traumatismos… No hay nada por lo que preocuparse, solo hace falta pedir cita para solucionar el problema. Para evitar esto, es importante acudir a las revisiones que paute el dentista. Así, podrá comprobar el estado de los empastes y adelantarse a cualquier problema que pueda ocurrir.

¿De qué material se hacen los empastes y cuándo suelen durar?

Hace años, se usaban materiales como el amalgama de plata, que eran muy duraderos. Tenían una gran durabilidad a cambio de una muy mala estética. Por eso han sustituido por otros materiales más modernos. Nos referimos, cómo no, al composite. Una especie de resina del mismo color del diente. El composite rellena el hueco, y al ser fotopolimerizable, se endurece con la luz. Hay algo negativo a tener en cuenta, el composite dura menos que los empastes metálicos. Pero esto no quiere decir que duren dos días. En las recisiones periódicas, el odontólogo indicará al paciente cuándo hay que reemplazar el empaste viejo. Una obturación de composite suele durar bastante tiempo, dependiendo de su cuidado, de la mordida o de otras circunstancias dependiendo de cada paciente.

¿Se puede blanquear una muela con un empaste?

. Sólo existe un inconveniente y es que el color del empaste no cambia con el blanqueamiento dental a la vez que el esmalte natural del propio diente. Como consecuencia, tras un blanqueamiento, es posible que el empaste se camufle peor. Pero para solucionar esto simplemente se puede cambiar el empaste por uno con el tono de color adecuado. En la Clínica Dental Maestro ofrecemos los mejores servicios de clínica dental en Oviedo para que recuperes tu sonrisa. No dudes en llamarnos al 📞 985 23 07 75