Clínica Dental Maestro. Evita los problemas dentales más comunes visitando al dentista

Evita los problemas dentales más comunes visitando al dentista

768 512 Clinica Maestro Clinica Maestro

Evita los problemas dentales más comunes visitando al dentista. Clínica Dental en Oviedo

Los problemas dentales pueden aparecer en cualquier momento, incluso con hábitos de higiene bucal correctos como cepillarse los dientes dos veces al día. Que te despierte un dolor de muelas o un diente delantero astillado no es para nada complaciente. Afortunadamente, podemos evitar que la mayoría de los problemas dentales se produzcan o agraven visitando a un dentista al menos dos veces al año o cuando sospechemos que algo puede estar mal.

Problemas dentales más comunes que se pueden evitar visitando al dentista

1. Halitosis

Algunas personas tienen mal aliento incluso después de cepillarse los dientes y usar el enjuague bucal necesario, y esta problema puede impedirte socializar para evitar la vergüenza. Son muchos los factores que contribuyen a la halitosis. Entre ellos, podemos encontrar los siguientes:

  • Higiene bucal inconsistente: no cepillarse los dientes con frecuencia puede provocar mal aliento debido a la acumulación de restos de comida en el interior de la boca, que proporciona alimento a las bacterias. La boca tiene una temperatura óptima de 36ºC, y este entorno hace que las partículas de comida sobrantes empiecen a descomponerse. Al exhalar se desprende un olor desagradable, y esto es lo que llamamos mal aliento.
  • Enfermedades crónicas: hay condiciones médicas que contribuyen al mal aliento debido al mal funcionamiento de órganos importantes como el riñón. Por ejemplo, la insuficiencia renal crónica puede hacer que los pacientes tengan un aliento a pescado o a amoníaco. Las personas con diabetes pueden sufrir una insuficiencia de glucosa en el torrente sanguíneo, lo que provoca cierto olor al exhalar.
  • Enfermedad periodontal: años de descuido de la higiene bucal conducen a una acumulación excesiva de placa en la línea de las encías y entre los dientes. El delicado tejido entre los dientes se debilita con el tiempo, y la caries progresa hasta convertirse en gingivitis.

2. Cáncer oral

El cáncer oral es una dolencia grave que esta muy extendida. Se estima que cada año la cifra de casos asciende medio millón. Esta enfermedad es mortal, y la Fundación contra el Cáncer Oral proyecta que sólo el 57% de estos nuevos casos vivirá más de cinco años. El cáncer oral tiene una tasa de mortalidad superior a la de los cánceres de cuello, útero, testículos, etc. Estas sombrías estadísticas se atribuyen a muchos factores, como la falta de diagnóstico y de inicio temprano del tratamiento.

3. Caries

Aparte del resfriado común, la caries es la segunda enfermedad más común en el mundo. Las caries se producen cuando la placa se acumula por encima de la línea de las encías, entre los dientes o en los bordes de empastes anteriores. Esta sustancia pegajosa se combina con los azúcares y almidones que segregan los alimentos que consumimos, y las bacterias se alimentan de ellos. Diversas cepas de bacterias producen entonces un ácido que ataca el esmalte y lo debilita, llegando incluso a la dentina, tejido calcificado que compone la estructura del diente. La caries dental y el deterioro pueden prevenirse acudiendo al dentista con regularidad para que pueda detectar los signos de caries desde su inicio. https://www.instagram.com/p/CamcWqvoati/

4. Enfermedad de las encías

Ya hemos mencionado que la enfermedad periodontal puede provocar mal aliento. Esta infección de las encías es una de las principales causas de pérdida de dientes entre los adultos, y algunos estudios relacionan las dolencias periodontales con las enfermedades del corazón. Acudir a un dentista ayudará a detectar cualquier signo de enfermedad de las encías para poder recomendar los tratamientos adecuados. Los fumadores y los diabéticos son las personas con más probabilidades de desarrollar una enfermedad periodontal. Los síntomas de la enfermedad de las encías incluyen inflamación, sensibilidad o sangrado de encías, halitosis, dolor al masticar y sensibilidad dental. La enfermedad de las encías progresa por etapas, empezando por gingivitis, que se caracteriza por unas encías rojas e hinchadas que sangran al cepillarse los dientes. La retracción de las encías y la sensibilidad de las mismas son otros signos de gingivitis a los que hay que prestar atención y consultar con un dentista cualificado.

5. Sensibilidad dental

Muchas personas experimentan sensibilidad dental en un momento u otro, y este problema suele desencadenarse después de consumir alimentos y bebidas frías o calientes. El aire frío o los helados, o el mero hecho de cepillarse los dientes y usar el hilo dental, pueden desencadenar esta sensibilidad en uno o varios dientes. Cuando esto ocurre, puedes sentir un dolor y una molestia insoportables que pueden durar desde unos minutos hasta horas.

Clínica Dental Maestro, tu clínica dental en Oviedo de referencia. Pide cita ya y te ayudaremos a evitar los problemas dentales más comunes con nuestros tratamientos. ¡Ponte en contacto ya!