Clínica dental Maestro. El sangrado de encías es un problema que no se puede dejar pasar

¿Por qué sangran las encías y cómo se tratan?

768 512 Clinica Maestro Clinica Maestro

El sangrado de encías es algo extremadamente común, tanto que la mayoría de nosotros ya lo hemos vivido o lo viviremos a lo largo de nuestra vida. De hecho, más de la mitad de la población ha experimentado encías sangrantes mientras se cepillaban en el último año.

El sangrado de encías es uno de los primeros signos de enfermedad de las encías, y debería de actuar como una alarma de que necesitamos cambiar nuestra rutina de salud bucodental. Preocupantemente, las estadísticas muestran datos preocupantes.

Casi uno de cada cinco (19%) deja de cepillarse inmediatamente la zona que sangra, y casi uno de cada diez (8%) deja de cepillarse del todo. Un poco más de uno de cada cinco (21%) decide reservar una cita con el dentista y más de uno de cada cuatro (28%) descarta por completo el problema.

Solo porque pueda parecer normal que nuestras encías sangre, no significa que lo tengamos que ignorar. Más bien, todo lo contrario.

Es por eso que en este post os daremos cinco maneras de hacer que tus encías dejen de sangrar.

Cinco maneras de parar el sangrado de encías

1. Cepíllate los dientes dos veces al día durante dos minutos con dentífrico con flúor

Si esto está lo primero, es por algo. Cepillarse los dientes dos veces al día con pasta de dientes con flúor es vital para la salud de las encías, y además ayuda a proteger contra otros problemas. Para obtener el mejor resultado, cepíllate a última hora de la noche y en cualquier otro momento del día, usando un cepillo eléctrico. Es igual de importante que al escupir el exceso de pasta de dientes después de cepillarnos, no enjuaguemos la boca con agua. Esto hace que el flúor esté en la boca durante más tiempo, dándonos protección extra.

2. Usar cepillos interdentales o hilo dental

Usar cepillos interdentales o hilo dental es otra de las claves para tener una buena rutina de salud oral. Esto se debe a que el cepillo convencional no puede alcanzar el hueco entre los dientes como sí lo pueden hacer los cepillos interdentales y el hilo dental. Es importante limpiar bien estas zonas donde el cepillo normalmente no puede llegar. De otra manera, la acumulación de placa puede crecer, causando potenciales problemas en las encías. En los últimos años, los estudios han enlazado la salud en las encías con un menor riesgo de tener problemas cardiovasculares, por lo que el beneficio va más allá de tus encías.

3. Usa un enjuague bucal con flúor

El enjuague con flúor es beneficioso para la salud oral, ya que ayuda a limpiar la boca de posibles restos. Esto también previene que la placa se acumule en las encías, entre los dientes y en la superficie de los dientes entre cepillados. Además de todo esto, también puede ayudar a refrescar nuestro aliento al eliminar las bacterias asociadas al mal aliento (halitosis). También es importante que al escoger un enjuague bucal, elijamos uno que contenga flúor para ayudar a dar a nuestros dientes esa protección extra a lo largo del día.

4. Visitar al dentista

Cuando le pasa algo a tu coche, lo llevas al taller, ¿no? Pues lo mismo se aplica a nuestra boca y salud oral. Nuestra clínica dental en Oviedo es el mejor lugar para resolver cualquier problema de salud bucodental que tengamos, incluyendo el sangrado de encías. Si nuestras encías siguen sangrando por un periodo de tiempo largo, es importante que no dejemos esto para más tarde. Llama ya y acude a la clínica cuanto antes.

5. Dieta y estilo de vida saludables

Es importante no solo para el sangrado de encías, si no para una buena salud en general. Una dieta saludable es importante para mantener la funcionalidad de la boca. Recuerda que las etiquetas de “sin azúcares añadidos” no significa necesariamente que los productos no lleven azúcar. Significa que no se le ha añadido azúcar extra, pero puede tener azúcar de manera natural. Los factores relacionados con el estilo de vida también pueden afectar a la salud de nuestra boca, como fumar o beber alcohol. Las personas que fuman son más propensas a padecer enfermedades de las encías. Esto se debe a que el tabaquismo provoca una falta de oxígeno, por lo que las encías infectadas no tienen la oportunidad de curarse.

En la Clínica Maestro ofrecemos las mejores técnicas para que cuides de tu sonrisa. Tu clínica dental en Oviedo de referencia.  No dudes en llamarnos al 📞 985 23 07 75.