Clínica-Dental-en-Oviedo.-Cómo-solucionar-el-bruxismo.-Clínica-Dental-Maestro

Cómo solucionar el bruxismo

768 512 Clinica Maestro Clinica Maestro

Cómo solucionar el bruxsimo. Clínica dental en Oviedo

Últimamente han ido aumentando considerablemente los casos de bruxismo en nuestra clínica dental en Oviedo. Se trata de un trastorno que en muchas ocasiones se pasa por alto y que está relacionado con la ansiedad y el estrés. Estas respuestas fisiológicas son muy habituales en momentos como en el que vivimos, mientras estamos saliendo de la pandemia del CoViD-19, están subiendo los precios del combustible y otros bienes por la inflación, etc.

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo es el hábito de apretar o rechinar los dientes de manera inconsciente. Se puede dar tanto de día como de noche. El bruxismo puede provocar el desgaste de los dientes, llegando a fracturar parte de los tejidos dentales, rehabilitaciones o empastes. También se puede dar dolor mandibular, en la ATM, además de en lugares como la zona cervical, sienes, oídos o los propios dientes.

¿Qué causa el bruxismo?

  • Trastornos del sueño: Estos trastornos pueden hacer que no se tenga un buen descaño durante el sueño, produciendo presión en la mandíbula, especialmente en la fase REM del sueño.
  • Trastornos en la boca: Una mala mordida, falta de dientes que provoquen un movimiento del resto o la rotura de algún diente que friccione con otro. Todo esto puede derivar en bruxismo. Lo ideal es acudir al dentista para poder realizar un estudio de las afecciones y establecer el mejor tratamiento posible para cada caso.
  • Tabaco, cafeína y alcohol: Según estudios, las personas que consumen estas sustancias de manera habitual, tienen el doble de posibilidades de tener bruxismo a personas que no las consuman.
  • Trastornos de ansiedad y/o estrés: Esta suele ser la causa más frecuente de que aparezca el bruxismo. Los problemas del día a día se van acumulando hasta que nos metemos en la cama. El habernos enfrentado a situaciones complicadas o que nos provoquen ansiedad o estrés pueden provocar tensión y presión en las mandíbulas y la consiguiente fricción. Evitar estos focos de estrés puede ser difícil, pero siempre se puede aprender a controlar este tipo de situaciones.

Consecuencias del bruxismo

Cuando tenemos bruxismo, los dientes ejercen presión sobre tejidos, músculos y demás partes de la mandíbula. Los síntomas relacionados con el bruxismo son estos que exponemos a continuación.

  • Insomnio: La presión o tensión que la mandíbula sufre provoca que la la calidad del sueño no sea la correcta, llegando a niveles completamente insalubres.
  • Desgaste de dientes, fracturas o roturas de esmalte: La presión continua en la misma zona debilita los dientes, pudiendo llegar a producir lesiones graves.
  • Sensibilidad muscular y dental: La sensibilidad a la temperatura de los alimentos o líquidos es habitual cuando se producen lesiones en los dientes o al masticar, sobre todo a primera hora del día.
  • Dolor de dientes, mandíbula, cabeza y cuello: la presión ejercida sobre la zona genera una tensión en la zona que provoca dolor e inflamación. En algunas ocasiones, este dolor puede alcanzar los oídos.
  • Problemas cervicales: pueden existir contracturas cervicales por culpa de la fuerte presión en la zona de la mandíbula, llegando a causar vértigos y mareos.

Cómo solucionar el bruxismo

Existe una serie de buenos hábitos que nos pueden resolver en gran parte los efectos del bruxismo, sobre todo el dolor:

  • Mejorar los hábitos de sueño y realizar ejercicio físico para reducir el estrés.
  • Evitar alimentos duros y el consumo de chicles,
  • Ejercer presión moderada con los dedos en los puntos donde se nota el dolor durante un minuto aproximadamente.
  • Aplicar calor húmedo en la zona de la articulación.
  • Realizar ejercicios mandibulares liberando la tensión acumulada en la zona (preferiblemente pautados por un fisioterapeuta).

Síntomas del bruxismo

No todos los pacientes que tienen bruxismo presentan los mismos síntomas. De todos modos, los más habituales son los siguientes:

  • Insomnio.
  • Dolor de cabeza.
  • Tensión.
  • Sensibilidad dental a los cambios de temperatura.
  • Ansiedad.
  • Dolor mandibular y de oído.
  • Problemas en la articulación temporomandibular.

Cómo curar el bruxismo

El bruxismo es una condición que sufre una gran cantidad de personas, y algunas no son conscientes de ellos. Si no se trata a tiempo, puede llegar a provocar dolor de mandíbula, cabeza, dientes desgastados o rotos o con el esmalte fracturado. Para curar el bruxismo es importante establecer un tratamiento en base al origen del problema:

  • Ansiedad o estrés: Para evitar el estrés se pueden hacer ejercicios de relajación o cambiar nuestros hábitos de vida. Si esto no funciona, se puede recetar algún relajante.
  • Mordida anormal o dientes defectuosos: el dentista evalúa cada caso y te propondrá el más adecuado para ti.
  • Desordenes del sueño: la mejor opción es realizar un estudio para averiguar el origen y establecer el tratamiento que sea necesario para solucionarlo.

En la Clínica Dental Maestro ofrecemos los mejores servicios de clínica dental en Oviedo para que recuperes tu sonrisa dañada a causa de las lesiones traumáticas por cepillado. No dudes en llamarnos al 📞 985 23 07 75