Cirugía guiada en Oviedo de parte de la Clínica Dental Maestro

La cirugía de implantes guiada por ordenador

768 512 Clinica Maestro Clinica Maestro

En nuestra clínica dental damos muchísima importancia a tener una buena salud e higiene dental, es por eso que desde nuestra clínica dental queremos hablar con vosotros sobre la cirugía de implantes guiada por ordenador.

La revolución informática ha llegado también a la práctica odontológica, introduciendo cambios radicales tanto en la fase de diagnóstico y planificación de los tratamientos como en la realización de intervenciones quirúrgicas. La odontología, y por ende, la implantología se han beneficiado de estos avances. Así, hoy en día, se dispone de programas informáticos que permiten planificar de un manera predecible el resultado de un tratamiento con implantes, siendo para ello necesario realizar un escáner previo de los maxilares a tratar. Partiendo de los resultados de estas pruebas, se puede decidir el número, posición y orientación de los implantes en el espacio necesario para lograr un resultado estético y funcional exigido. Habrá incluso ocasiones en las que se podrán colocar implantes sin necesidad de que intervenga el bisturí ni dar puntos de sutura. La cirugía guiada en Oviedo está más avanzada que nunca.

Ventajas de la cirugía guiada

Es más precisa

Este tipo de cirugía se planifica y se simula mediante ordenador, por lo que los resultados son mucho más predecibles. De hecho, de acuerdo con un estudio, esta técnica supone “un avance significativo en el campo de las guías quirúrgicas de implantes“. Se ha concluido con que el control visual del profesional aumenta considerablemente.

Requiere una incisión menor

Al permitir una mejor precisión y predictibilidad, evita tener que descubrir el hueso para poder colocar el implante.

Reduce el tiempo

La cirugía guiada disminuye el tiempo de la intervención hasta en un 70%. Esto se debe a que, con la ayuda del ordenador, el implantólogo no tiene que prestar tanto detalle a la posición del implante o a las estructuras anatómicas con las que se encuentra, como son el seno maxilar o el nervio dentario inferior. Además, esta técnica se suele combinar con la carga inmediata. A través de este proceso, el paciente puede llegar a recuperar todos los dientes en un solo día, realizando la cirugía y colocándole la corona provisional en cuestión de horas.

Mejora el postoperatorio

Dado que la herida que se realiza en la encía del paciente es menor, en la mayoría de los casos también se evita tener que dar puntos de sutura. Esto permite que disminuya la inflamación, el riesgo de que se infecte y, obviamente, el dolor del paciente.

Pasos de una cirugía guiada

Valoración del profesional

El primer paso antes de cualquier otra cosa en la intervención es la valoración del implantólogo. Este realiza un examen oral al paciente y con la ayuda de distintas pruebas, determinará si la técnica de cirugía guiada es la adecuada.

Estudio 3D de la boca

Con la ayuda del escáner intraoral se obtiene una imagen en tres dimensiones del maxilar del paciente. Una vez se dispongan de estos datos, se transfieren al ordenador de la clínica, donde se realizará un estudio del hueso maxilar. Así, se puede valorar cuál es el lugar más apropiado para colocar el implante y así optimizar la cantidad de masa ósea disponible.

Férula quirúrgica

Tras esto, con la ayuda de este software, se fabrica una férula quirúrgica a medida. Esta sirve a modo de guía para poder insertar los implantes en la ubicación y posición que se habían planificado previamente.

Intervención

Esta férula quirúrgica evita tener que abrir la encía, algo que se ha hecho siempre en la cirugía tradicional. A parte de esto, le da la oportunidad al cirujano de que solo perfore hasta la profundidad necesaria, evitando con ello el riesgo de afectar a alguna estructura anatómica importante.