Clínica Dental Maestro. Ortodoncia en Oviedo. 7 tipos de maloclusión dental

7 tipos de maloclusión dental

768 512 Clinica Maestro Clinica Maestro

7 tipos de maloclusión dental. Ortodoncia Oviedo. Clínica Dental Maestro.

La maloclusión es un término usado para describir una desalineación de los dientes. Puede estar causada por muchos factores diferentes, como la genética, las lesiones y una mala higiene bucal. Existen varios tipos de maloclusión, que pueden ser diagnosticados y tratados por un dentista u ortodoncista. En este artículo, hablaremos de los 7 tipos de maloclusión más comunes. Explicaremos en qué consiste cada tipo y cómo se trata. También hablaremos de los pros y los contras de dos métodos de tratamiento habituales: los alineadores transparentes y los aparatos metálicos.

7 tipos de maloclusión dental

1. Mordida cruzada

La mordida cruzada es un tipo de maloclusión en la que los dientes superiores muerden en el lado equivocado (interior) de los dientes inferiores. La mordida cruzada puede ser posterior o anterior. Las posteriores afectan a los dientes posteriores, mientras que las anteriores afectan a los dientes anteriores. Las mordeduras cruzadas pueden provocar la desalienación de los dientes inferiores y el desgaste de los dientes. La mordida cruzada se trata con expansores y brackets o alineadores que mueven gradualmente los dientes a su posición correcta.

2. Apiñamiento

El apiñamiento es un tipo de maloclusión en la que no hay suficiente espacio para todos los dientes. Esto puede ser causado por la genética, la succión del pulgar, o la pérdida temprana de los dientes de leche. Los dientes apiñados suelen estar girados, escalonados o superpuestos debido a la falta de espacio. El apiñamiento se trata mediante el uso de aparatos o alineadores que mueven gradualmente los dientes a su posición correcta. En algunos casos, también pueden ser necesarias extracciones dentales para liberar espacio en la boca.

3. Mordida profunda

La mordida profunda es un tipo de maloclusión en la que los dientes superiores muerden demasiado sobre los dientes inferiores. Esto puede hacer que los dientes inferiores muerdan el tejido gingival del paladar, pudiendo causar daños en las encías. La mordida profunda se trata usando aparatos dentales especializados que mueven la mordida a su posición correcta.

4. Mordida abierta

La mordida abierta es un tipo de maloclusión en la que hay un espacio entre los dientes superiores e inferiores cuando la boca está cerrada. Las mordidas abiertas pueden ser posteriores o anteriores. Las mordidas abiertas postriores son cuando los dientes delanteros se juntan, pero los dientes traseros no se tocan. Las mordidas abiertas anteriores se producen cuando los dientes posteriores se juntan, pero los dientes anteriores no se tocan. Las mordeduras abiertas pueden ser causadas por chuparse el dedo, empujar la lengua o por la genética. La mordida abierta se trata usando aparatos dentales especializados que mueven la mordida a su posición correcta. Sin tratamiento, las mordidas abiertas pueden afectar negativamente a las funciones de deglución y habla.

5. Protrusión

La protrusión es un tipo de maloclusión en la que los dientes delanteros y/o el maxilar superior son empujados hacia delante. Los dientes que sobresalen hacen que la cara parezca más larga de lo normal y a veces se denominan “dientes de gallo“. La protrusión puede estar causada por la genética, por chuparse el dedo o por el uso excesivo del chupete. La protrusión se trata mediante el uso de brackets o alineadores que gradualmente mueven los dientes y la mordida a su posición correcta. Sin tratamiento, la protrusión puede provocar problemas como dientes dañados, boca seca y mordida abierta.

6. Espaciamiento o espaciado

El espaciado es un tipo de maloclusión en la que hay espacios entre los dientes. Esto puede ser causado por la genética, la pérdida temprana de los dientes de leche, los dientes de tamaño insuficiente y/o mandíbulas de gran tamaño. Algunos problemas de espaciado se consideran sólo cosméticos, mientras que otros pueden aumentar el riesgo de caries y enfermedades de las encías. El espaciado se trata mediante el uso de aparatos o alineadores que mueven gradualmente los dientes a su posición correcta. En algunos casos, también se pueden utilizar adhesivos dentales y/o carillas en los dientes de tamaño insuficiente.

7. Submordida

El prognatismo es un tipo de maloclusión en la que los dientes inferiores muerden por delante de los superiores. La causa más común es la genética, peo también puede empeorar por chuparse el dedo. El tratamiento de la submordida consiste en el uso de aparatos de ortodoncia o alineadores que mueven gradualmente los dientes y la mordida a su posición correcta.

¿Cómo se diagnostica y trata la maloclusión?

Algunos casos de maloclusión se pueden diagnosticar realizando un examen visual, sin embargo, se suelen tomar radiografías dentales para confirmar el diagnóstico. Dado que la maloclusión puede agravarse con el crecimiento, se recomienda que todos los niños de alrededor de 7 años sean examinados por un dentista u ortodoncista para determinar si están en riesgo. La intervención temprana facilita el control del crecimiento facial y evita que la maloclusión empeore. Las opciones de tratamiento dependerán de la gravedad de la maloclusión. En los casos leves, puede que no sea necesario ningún tratamiento y el paciente será vigilado. En los casos más graves, puede recomendarse el uso de brackets o alineadores. Los aparatos de ortodoncia son el tipo más común de tratamiento de la maloclusión. Están formados por alambres y brackets metálicos que se adhieren a los dientes. Los alambres se tensan con el tiempo para mover gradualmente los dientes a su posición correcta. Los aparatos pueden ser incómodos y tardan mucho en funcionar, pero son muy eficaces para enderezar los dientes y alinear la mordida. Los alineadores transparentes son un nuevo tipo de tratamiento de la maloclusión. Están hechos de plástico transparente y son prácticamente invisibles cuando se usan. Los alineadores transparentes mueven gradualmente los dientes a su posición correcta con el tiempo. Los alineadores transparentes son más cómodos que los aparatos de ortodoncia ya que pueden quitarse para comer o cepillarse los dientes, pero pueden no ser tan eficaces en los casos más graves. En algunos casos, puede ser necesario usar aparatos de ortodoncia adicionales para conseguir los resultados deseados. Estos aparatos pueden incluir un aparato de cabeza, expansores y retenedores, por nombrar algunos. En última instancia, tu dentista u ortodoncista desarrollará un plan de tratamiento basado en tu caso individual.   ¿Tienes dudas? Nuestro equipo, experto en ortodoncia en Oviedo, te informará y aclarará todas tus dudas. ¡Ponte en contacto con nosotros! Te atenderemos de forma individual y personalizada.